Fallo Completo STJ

OrganismoSECRETARÍA PENAL STJ Nº2
Sentencia43 - 21/12/2018 - INTERLOCUTORIA
ExpedienteMPF-RO-00107-2017 - GIGLI, OCTAVO FRANCISCO MARCOS S/HOMICIDIO AGRAVADO
SumariosTodos los sumarios del fallo (3)
Texto SentenciaSuperior Tribunal de Justicia
Viedma
LEY 5020

En la ciudad de Viedma, a los veintiún días del mes de diciembre de 2018, finalizado el
Acuerdo celebrado entre los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia doctores Ricardo
A. Apcarian, Sergio M. Barotto, Adriana C. Zaratiegui, Liliana L. Piccinini y Enrique J.
Mansilla, para el tratamiento de los autos caratulados "GIGLI OCTAVIO FRANCISCO
MARCOS S/ HOMICIDIO SIMPLE" – RECUSACIÓN INTEGRANTES DEL TRIBUNAL
DE IMPUGNACIÓN (Legajo Nº MPF-RO-00107-2017), teniendo en cuenta los siguientes
ANTECEDENTES:
Notificada la defensa de la integración del Tribunal de Impugnación para la audiencia
respectiva, presentó ante la Oficina Judicial de General Roca un escrito dirigido a este
Superior Tribunal planteando la recusación de los integrantes de aquel y solicitó la suspensión
del trámite.
La recusación fue remitida a los magistrados recusados para cumplimentar el trámite
de acuerdo con el art. 33 del Código Procesal Penal, quienes ofrecieron su informe y
manifestaron el rechazo del apartamiento pretendido.
Recibido en tales condiciones el legajo, queda en condiciones de celebrar este
Acuerdo.
CONSIDERACIONES:
1. Fundamentos de la recusación:
El imputado y sus defensores plantean que los jueces que integran el Tribunal de
Impugnación -doctores Miguel Ángel Cardella, Adrián Fernando Zimmermann y Carlos
Mohamed Mussi- se encuentran sospechados de afectación en su imparcialidad.
Reseñan las particularidades del trámite y alegan que el Tribunal cuestionado ha "mal
actuado al expedirse sobre la prisión preventiva y también al momento de forzar la audiencia
de expresión de agravios sobre la Sentencia del Tribunal de Juicio", lo que entienden una
"demostración fría y objetiva de afectación de la defensa en juicio". Manifiestan que los
motivos graves se desprenden del propio accionar en el caso, lo que consta en los videos
registrados, y en función de la oralidad y demás principios regulados en los arts. 7, 8, 9,10 y
15 del rito. Aluden además a cuestiones ajenas al objeto de esta decisión, en tanto se refieren a
aspectos vinculados con las cuestiones de fondo que corresponderá decidir en este legajo
oportunamente, así como también al proceso relativo a la condena impuesta al imputado.

Afirman que "para garantizar la imparcialidad del juez no es preciso que los motivos
se circunscriban ni que no tenga interés público o institucional en el caso; sino que aunque sea
de manera ambigua en audiencia haya impedido el contradictorio, haya impedido otorgar la
última palabra a la defensa, haya presionado en tiempos de exposición a la defensa, que se
haya expedido sobre puntos ajenos al contradictorio, haya omitido constancias documentales
de los plazos de detención, etc.".
Señalan como antecedente lo resuelto por este Superior Tribunal de Justicia el 28 de
agosto de 2018 (STJRNS2 Se. N° 27/18 Ley 5020 "Gigli"), agregando consideraciones sobre
lo actuado. Entre otras cosas, aluden a que los jueces recusados "ACTUARON DE FACTO e
insistentemente 'presionaron al imputado y su Defensa' a expresar agravios en la
audiencia celebrada el día 06/07/18" (el énfasis pertenece al escrito original), por lo que
estiman que se trata de un acto nulo, al igual que la resolución emanada de ese organismo.
Concluyen que, si bien no comparten el trámite dado a lo que pidieron en esa ocasión,
coinciden con este Superior Tribunal en que los motivos allí planteados "no son procedentes
para la naturaleza recursiva que se otorgó al trámite".
2. Informe de los magistrados recusados:
Los magistrados cuestionados efectúan una pormenorizada reseña e informe en
relación con el planteo. En lo que aquí interesa, afirman que no admiten la recusación por
estimar que "no se refieren a ninguna actuación específica por lo que (…) es imposible
informar al respecto. No obstante, destac(aron) que jamás este TI realizó actividad funcional
que afectara derechos y/o garantías sino todo lo contrario, todas nuestras decisiones se
ajustaron al plexo normativo vigente". Es por ello que, según explican, no se excusaron ni
advertían motivo alguno para ello, y tampoco sentían comprometido su actuar neutral u
objetivo para dictar decisiones.
En definitiva, rechazan la recusación planteada, por no advertir en las actuaciones del
legajo ni en el escrito analizado que pudieran existir dudas sobre su conducta imparcial e
independiente al momento de resolver. Agregan que no se mencionan ni observan que se
hayan vertido expresiones objetivas o subjetivas respecto de la cuestión a resolver
(prórroga/cese de la prisión preventiva) que pudieran llevar a concluir que existe afectación a
la imparcialidad.
3. Solución del caso:
En primer lugar, cabe recordar que este Cuerpo ya se ha expedido entendiendo que es
competente para analizar las recusaciones de los miembros del Tribunal de Impugnación
(conf. STJRNS2 Se. N° 8/18 Ley 5020 "Leiton", por mayoría), lo que no impide que este
último Tribunal se expida cuando la solicitud jurisdiccional, en vez de ser dirigida a este
Cuerpo, sea formulada a ese órgano, tal como ha sucedido respecto del mismo imputado en la
resolución ya referida, donde la recusación fue rechazada por el Tribunal de Impugnación con
la modalidad in limine, por considerar manifiestamente improcedente la solicitud (conf.
STJRNS2 Se. 27/18 Ley 5020 "Gigli").
Ingresando al análisis de lo que corresponde decidir, cabe recordar que el nuevo
código de procedimientos en materia penal conforme la Ley 5020, al regular los institutos de
la excusación y recusación, explicita el criterio ya iniciado por la Corte Suprema de Justicia
de la Nación en el precedente "Llerena" (Fallos 328:1491), según el cual lo relevante para
estos planteos es la verificación de la sospecha de parcialidad en el caso concreto y no la
determinación abstracta de un motivo contemplado en la ley. En efecto, la nueva legislación
abandona este sistema y adopta la necesidad del apartamiento "cuando existan motivos
graves" que afecten la imparcialidad del Juez.
Ahora bien, la amplitud e indeterminación de tales motivos posibles no implica dejar
de lado el concepto primero vinculado con la interpretación restrictiva y mesurada de ambos
institutos, en tanto suponen la pretensión de un desplazamiento de la competencia -de orden
público- de quien es el juez natural de la causa.
Entonces, los motivos -aunque ahora variados- deben ser graves y encontrarse
suficientemente acreditados, como cualquier excepción a una regla general que regula las dos
cuestiones arriba señaladas (cf. STJRNS2 Se. N° 8/18 Ley 5020 "Leiton", antes citada).
En el caso, la defensa plantea que los jueces que integran el Tribunal de Impugnación
tendrían afectada su imparcialidad, mas no logra demostrar sus afirmaciones. Tal como se
desprende de la reseña de los agravios, estos resultan de una manifiesta generalidad al
momento de explicitar los motivos de su planteo de inhibición. La parte hace una referencia
global a los principios que entiende vulnerados, pero nada desarrolla acerca del modo en que
estos habrían sido vulnerados en el presente proceso. Tampoco demuestra que el imputado se
haya visto perjudicado por alguna conducta concreta de los magistrados cuestionados que
implicara la afectación de su deber de juzgar de modo imparcial. Sus expresiones en cuanto a
lo ocurrido en la audiencia ante ese Cuerpo, más allá de evidenciar su disconformidad con lo
sucedido, no resultan útiles ni suficientes para demostrar que se haya actuado fuera de los
límites legales o éticos, más allá de que la presentante tampoco ha brindado razones válidas
en ese sentido.
Por último, la defensa no ha argumentado ni demostrado -y tampoco surge de lo
actuado- que los jueces recusados hayan emitido opinión sobre la cuestión que les tocará
decidir, es decir, sobre la procedencia o no de la prórroga de la prisión preventiva del
imputado, lo que habría podido dar lugar a su apartamiento por comprometer su
imparcialidad.
De tal modo, y en atención a las pautas restrictivas mencionadas antes, se advierte que
los argumentos traídos no demuestran las razones de las afirmaciones defensistas, menos aún
la gravedad que requiere la norma para posibilitar el apartamiento solicitado.
4. Conclusión:
Por los motivos que anteceden, la recusación de los señores Jueces doctores Miguel
Ángel Cardella, Adrián Fernando Zimmermann y Carlos Mohamed Mussi debe ser rechazada.
En razón de lo expuesto, el SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA RESUELVE:
Rechazar la recusación planteada por el imputado y sus letrados defensores doctores
Lidia Patricia Espeche y Marcial H. Peralta, respecto de los doctores Miguel Ángel Cardella,
Adrián Fernando Zimmermann y Carlos Mohamed Mussi.
Protocolizar y notificar a través de la Oficina Judicial de la IIª Circunscripción
Judicial.
Déjase constancia de que los doctores Liliana L. Piccinini y Enrique J. Mansilla firman en
abstención (art. 38 L.O.), y de que el doctor Ricardo A. Apcarian, no obstante haber
participado del Acuerdo y haberse manifestado en el sentido expuesto en los considerandos,
no suscribe la presente por encontrarse de licencia.

Firmado digitalmente por:
BAROTTO Sergio Mario
Fecha y hora:
21.12.2018
09:19:41


Firmado digitalmente por:
MANSILLA Enrique José
Fecha y hora:
21.12.2018
11:28:03


Firmado digitalmente por:
PICCININI Liliana Laura
Fecha y hora:
21.12.2018
11:17:19


Firmado digitalmente por:
ZARATIEGUI Adriana Cecilia
Fecha y hora:
21.12.2018
12:33:39
DictamenBuscar Dictamen
Texto Referencias Normativas(sin datos)
Vía Acceso(sin datos)
VocesRECUSACIÓN Y EXCUSACIÓN - COMPETENCIA DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA - RECUSACIÓN - TRIBUNAL DE IMPUGNACION - CÓDIGO PROCESAL PENAL - INTERPRETACIÓN DE LA LEY - IMPARCIALIDAD DEL JUEZ - INTERPRETACIÓN RESTRICTIVA
Ver en el móvil